Audacia Comunicación | Un reto arriesgado pero muy acertado
235
post-template-default,single,single-post,postid-235,single-format-standard,qode-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Un reto arriesgado pero muy acertado

Nos gusta que nuestros clientes consigan lo que se proponen.

Un proyecto de riesgo conlleva momentos de intensa meditación, provoca miedos e incluso vértigo en ocasiones, y todo esto se acentúa cuanto más hay en juego.
Lo que sí está claro es que cada uno ha de saber en dónde invierte su capital, y si la decisión es acertada, los beneficios que se obtienen pueden superar con creces la inversión inicial y todos los temores acumulados en el camino, desaparecen cuando vemos cómo los resultados brillan por sí solos.

Hace más de un año, la Directora del Centro de Pedagogía Terapéutica Sinapsis, Teresa Solís, compartía con Audacia un sueño, una utopía llamada I Congreso de Neuropsicología en la Escuela. Se acercó a nuestra oficina para compartir la ilusión de sacar adelante un proyecto pensado por y para el sector de la medicina y de la docencia, con unos pilares fundamentales, la investigación y la búsqueda de soluciones en la atención especializada a los más pequeños.

Parece que fue ayer cuando empezamos a trabajar conjuntamente, buscando soluciones, alternativas, contagiándonos de la misma ilusión que movía a Sinapsis, viendo la luz al final del camino y encontrando, a medida que pasaba el tiempo, más ventajas a un congreso que se convertiría en referente dentro del ámbito de las neurociencias.

Ha sido un largo período de intenso trabajo en Audacia Comunicación, un trabajo en equipo en el que ha primado la coordinación y el control absoluto de cada una de las tareas desempeñadas. En Audacia Comunicación hemos dado color al I Congreso de Neuropsicología en la Escuela, hemos diseñado la imagen corporativa, el material tanto para la organización como para los asistentes, desde diseño de cartelería, tríptico con la programación, acreditaciones, carpetas, roll up…

En este sentido, uno de los puntos fuertes que desde Audacia hemos diseñado para dar a conocer el congreso, ha sido la creación de un espacio interactivo que ha servido de encuentro entre profesionales , de plataforma informativa y de nexo de unión, entre la organización, los asistentes y los ponentes. Una web: www.neuropsicologiaenlaescuela.com, hecha a medida para este congreso, con la intención de que se convierta en el portal oficial de los sucesivos congresos que Sinapsis organice en la capital del Acueducto como sede de esta materia. En esta página web se ha informado de fechas de celebración del congreso, se ha publicado el programa, los ponentes y sus currículum, se ha prestado información referente al alojamiento, al modo de inscripción, se ha informado de novedades y datos de última hora… Una vez finalizado el congreso, todos los asistentes han podido descargarse las ponencias presentadas en las jornada y han podido visualizar y descargar todas las imágenes captadas durante los dos días en los que ha transcurrido congreso.

Como complemento a nuestra labor, se planteó una estrategia de comunicación con la que se ha conseguido una importante repercusión mediática, siendo noticia tanto en medios regionales como nacionales y en medios especializados. La rueda de prensa la desarrollamos en el salón de actos de la FES (Federación Empresarial Segoviana), a la que acudieron numerosos periodistas interesados en la temática.

La guinda del pastel, sin duda, la puso el equipo de Sinapsis, las compañeras de la responsable de la iniciativa, Teresa Solís, consiguieron que se emocionara entregándole un ramo de flores en el acto de clausura, queriendo transmitirle la enhorabuena y el agradecimiento por su arriesgada pero acertada apuesta.

La primera edición del Congreso de Neuropsicología en la Escuela, ha obtenido el éxito deseado y augura una proyección de futuro continuada.

Un proyecto que, en Audacia Comunicación ha dejado muy buen sabor de boca, y no únicamente por la enorme caja de bombones que nuestro cliente trajo a la oficina para hacernos partícipe de su satisfacción.

Ahora, ¡a por la segunda edición!

No hay comentarios

Publicar un comentario