Audacia Comunicación | Transmitir, cueste lo que cueste. #Findelacita o #cupofcaféconleche
2835
post-template-default,single,single-post,postid-2835,single-format-standard,qode-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Transmitir, cueste lo que cueste. #Findelacita o #cupofcaféconleche

Dice un proverbio chino que “Hay tres cosas que nunca vuelven atrás: la palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida”. Las estrategias de comunicación pueden en muchas ocasiones convertirse en artillería pesada a la hora de transmitir pero, ¿se utilizan siempre de forma correcta?, ¿es posible recurrir a métodos poco ortodoxos para grabar un mensaje y capear el temporal?. Y es que en muchas ocasiones hemos comentado o criticado lo asombroso de algunas comparecencias públicas que, sin embargo, consiguen desviar nuestra atención o fijar citas que se convierten en célebres. ¿Son efectivos los mensajes que componen para nuestros políticos sus gabinetes de prensa o sus asesores?. Veamos dos claros y recientes ejemplos.

Si llamar la atención de los oyentes -siempre en cierta medida- parece cada vez más importante,  los ejemplos que os presentamos bien pueden dar cuenta de ello. Ante un Congreso de los Diputados repleto y atento al milímetro, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, comparecía el pasado mes de agosto, para manifestar la posición del Partido Popular ante el escándalo del ‘caso Bárcenas’.

Por supuesto no fueron sus palabras sobre el extesorero del grupo político las que inundaron las redes sociales ni las que quedaron en la mente de los millones de oyentes que lo seguían a través de los medios de comunicación. Efectivamente su ‘Fin de la cita’ fueron sin duda alguna, las palabras más repetidas y criticadas. ¿Error del jefe del Ejecutivo, mofa hacia Rubalcaba o estrategia de comunicación?.

Acorde a lo publicado por  algunos medios, lo que era una nota aclaratoria y que Rajoy repitió hasta nueve veces, acabó siendo ‘trending topic’ mundial en la red de microbloggin Twitter. La sorna por estas cuatro escuetas palabras se generalizó en las redes sociales pero lo cierto es que, ¿alguien se acuerda de lo que habló el presidente del Gobierno?.

Sin conocer si fue estrategia o fallo de lectura en su discurso, lo cierto es que le sirvieron para recibir numerosas críticas, pero también para desviar la atención, con intencionalidad o sin ella. También ha causado el mismo revuelo las palabras pronunciadas durante el discurso de defensa de la candidatura de Madrid 2020 para organizar los Juegos Olímpicos pronunciadas por su compañera de partido, Ana Botella.

El ‘spanglish’ de “a relaxing cup of café con leche”, pronunciado por la alcaldesa de Madrid o el “romantic dinner in el Madrid de los Austrias”, entre otras, son sin duda alguna las palabras de moda en las redes sociales. Aunque Botella ha optado por tomárselo con humor, las críticas dirigidas a la esposa de José María Aznar se ciernen sobre su basto uso del inglés cuando, en plena crisis económica, las empresas cada vez solicitan para los puestos de trabajo un fluido uso del idioma.

Los ensayos de la alcaldesa de la capital madrileña parece que no dieron sus frutos y la comparecencia en Río de Janeiro se ha convertido en uno de los episodios más  incómodos para la política. ¿Qué alternativas podría haber usado?, ¿es sensato lanzar un mensaje cuando la forma y el fondo no están perfectamente perfilados?, ¿cuánto tiempo hay que madurar las palabras que queremos transmitir?.

¿Cuál es la importancia de tener un buen gabinete de comunicación?. 

No hay comentarios

Publicar un comentario