Audacia Comunicación | Juguetes para no olvidar…¡y eliminar del mapa!
3162
post-template-default,single,single-post,postid-3162,single-format-standard,qode-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Juguetes para no olvidar…¡y eliminar del mapa!


La campaña de Lotería de Navidad, la vuelta del ‘calvo de la Lotería’ junto a Acción contra el hambre, las burbujas de Freixenet, el último y el primer anuncio del año o los cada vez más esperados spots de Campofrío. Son algunos de los anuncios más esperados todos los años con la llegada de la Navidad y tanto espectadores como profesionales de la publicidad analizan hasta el último detalle de sus producciones.

Una vez pasadas estas fiestas y con los Reyes Magos de Oriente esperando ya hasta el año que viene, ¿qué pasa con los juguetes para los más pequeños?. La guerra de ideas para conseguir juegos cada vez más originales se dispara alcanzando límites insospechados en algunas ocasiones y muchas veces pasan desapercibidos. Hemos hecho un repaso por algunos de los juguetes más extraños y controvertidos de los últimos tiempos a lo largo del globo.

Más allá de la archiconocida Hello Kitty, el entrañable Gusiluz o el conmovedor perro Tristón hay quienes prefieren ir más allá del concepto ‘amigo animal’, incluso hasta para llegar a dañar la sensibilidad. Un pescado para diseccionar y quitar la espina, un kit para hacer lo propio con un cochinillo o un mapache y un gato atropellados son las opciones que algunas mentes brillantes decidieron que se podían convertir en éxitos de ventas. Pero, ¿son verdaderos estos regalos?. Es difícil poder llegar a creérselo.

foto

De la serie ‘papá, mamá: ¿qué me habéis hecho?’ llegan esta serie de polémicos regalos que hemos encontrado en el ranking de los 30 peores juguetes de la historia de unamadremolona.com. Y es que un poco aberrante puede parecer emparedar a tu hijo en un sandwich gigante con escasa posibilidad de movimiento. De ahí, suponemos, la pobre cara de resignación del pequeño de la imagen. Pero no es menos ‘preocupante’ el hecho de tener a un hijo como mopa. ‘Muy bien… -pensarán algunos y algunas- …mientras el pequeño aprende a gatear, que le dé una pasadita al parqué. Todo ventajas’. ¡Ay, si estos pequeños hablaran!. Pues precisamente, si supieran pronunciar palabra, ¿no creéis que los pequeños de las siguientes imágenes tendrían más de una lindeza para sus progenitores?. Un accesorio para colgar a tu bebé mientras acudes al baño y una especie de piscina – sauna para envasar a tu hijo al vacío.

foto2

¿Dónde han quedado los tradicionales Playmobil con su granja, mansión, fuerte o barco pirata?. Vale que hay que innovar y que la vida avanza, pero lo cierto es que hemos encontrado un tanto peculiar las nuevas profesiones de estos amigos de manos fijas: recoger residuos tóxicos y hacer controles en los aeropuertos. Desde luego no les falta detalle a estos de Playmobil. ¿Para cuando el diseñador gráfico soñador, el periodista de gabardina o el ejecutivo de cuentas estresado?.

foto3

Y continuando con la estela de juguetes extraños, llegamos a la serie de ‘palabras mayores’. Porque sin duda alguna existen cosas que se pasa de castaño oscuro y más cuando van dirigidos a los más pequeños de la casa. Empezamos por un juguete que invita a afeitarle/depilarle. El muñeco se las trae y su desagradable apariencia no pasa desapercibida. Paro pasamos a ‘tu propia central de limpieza’ para que las pequeñas de la casa empiecen a coger la escoba, fregona o el cubo de la basura. ¿No es aquello un cliché que en pleno siglo XXI debería de estar más que superado?. Pero vamos de mal en peor. El siguiente “juguete”, por llamarlo de alguna manera, se trata de una muñeca con barra americana para empezar a dominar las discotecas y dejarse embriagar por los neones de la noche. ¿Se puede saber que hace una niña bailando como una gogó en el salón de su casa?. Y para finalizar, si no nos hemos angustiado lo suficiente viendo escenas en películas en las que al bueno le tocaba jugar  a la ruleta rusa, ahora tenemos la posibilidad de tener al niño todo el día apuntándose a la cabeza. ¿Qué le pasa a los fabricantes?, ¿hay alguien que pueda encontrar normal este artículo?.

foto4

No hay comentarios

Publicar un comentario